CENTRO LATINOAMERICANO DE CREACION E INVESTIGACION TEATRAL-CELCIT EPAÑA

PREMIO MAX 2010

El organismo se fundó en 1975 por Luis Molina junto a un grupo de hombres que tenían como sueño la integración del espacio escénico y creativo de Latinoamérica.  El CELCIT es una institución independiente, no gubernamental y sin fines del lucro con el ambicioso objetivo de facilitar el diálogo y el intercambio teatral entre América Latina, España y Portugal.

Su tarea de más de tres décadas le valió el Premio Max 2010 que otorga la Sociedad General de Autores de España-SGAE y su Fundación Autor.

CELCIT

logoCelcit-150x150Se puede decir sin temor a equívocos que el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT), fundado en 1975 por Luis Molina López, es todo un ejemplo de heroísmo cultural. El CELCIT nació hace casi 38 años como un espacio común para la creación, la investigación y la formación de la difusión de las artes escénicas. Entonces no existía la convergencia política iberoamericana consolidada hoy día, por lo que su mérito es aún mayor.

Los antecedentes del CELCIT se encuentran en la Federación de Festivales de Teatro de América Latina, con sede primero en Puerto Rico y después en Venezuela. En 1975 el Ateneo de Caracas convocó la primera reunión de dirigentes culturales de América Latina, una de cuyas recomendaciones fue la creación de un organismo que se abocara a los objetivos teatrales del continente. Esa iniciativa derivó en el nacimiento del CELCIT, que nombró a Luis Molina López como director y a María Teresa Castillo como presidenta.

Ningún obstáculo les detuvo: ni la desunión artística, ni la escasez de recursos económicos, ni el desinterés de muchas instituciones, ni las dictaduras florecientes de la época. Muy al contrario, sirvió para cerrar las puertas a la desconfianza que existía en la escena iberoamericana, ampliando poco a poco su campo de trabajo no sólo al teatro, sino también a la danza, la pantomima, la narración oral y en general con todas las artes que se integran en la escena.

Desde entonces su actividad ha sido imparable. Sus tareas se centralizan en tres secretarías internacionales: la de Formación y Creatividad, con sede en Argentina; la de Promoción y Difusión, con sede en España y la de Investigación y Publicaciones, con sede en Venezuela. Con los años se han ido creando filiales y delegaciones en distintos países de América Latina, Europa, Estados Unidos y Asia.

Pero su trayectoria no ha estado exenta de dificultades. El 14 de julio de 2005 un incendio destruyó totalmente el Teatro Laboratorio La Veleta, de la sede central del CELCIT en Almagro. La desaparición de este recinto emblemático en la Ciudad del Teatro de España fue un duro golpe para el CELCIT, que no dudó en reclamar la ayuda y solidaridad de instituciones y gentes del teatro para recuperar un espacio similar para la creación.

Sería interminable enumerar todo lo que ha hecho y hace cada día el CELCIT: los numerosos eventos especiales que ha desarrollado dentro de reconocidos festivales, sus estímulos al talento, la realización de sus propios certámenes y encuentros o los proyectos de cooperación que impulsan, sin olvidar su intensa actividad de publicaciones en internet. Un gran trabajo del que dan fe una legión de instituciones, grupos, compañías y personalidades teatrales que han encontrado en el CELCIT un canal de expresión y difusión de sus creaciones y así como varias generaciones de intérpretes formados en sus aulas.

directivaCelcitWEB

Fundadores del CELCIT en 1975: de izquierda a derecha Luis Molina López, promotor de organizaciones culturales y especialmente inspirador de la labor teatral en prácticamente todos los países de América Latina. María Teresa Castillo, Fundadora y Presidenta del Ateneo de Caracas y Exdiputada Nacional de la República de Venezuela. Juan Carlos Gené, actor, director, dramaturgo, pedagogo, director adjunto del CELCIT desde su fundación, exdirector del Teatro San Martín de Buenos Aires (Argentina) y fundador del Grupo Actoral 80 de Venezuela. Sirva este recuerdo de pequeño homenaje a M.T. Castillo y a J.C. Gené después de su fallecimiento ocurrido en 2012.

Una actividad que se ha visto reconocida con numerosos premios. En 1992, Venezuela distinguió a Luis Molina con la más alta condecoración   cultural de ese país, la Orden Andrés Bello en su Primera Clase, en reconocimiento a su labor. “Con visionaria y moderna perspectiva, Molina ha sabido imprimir a la institución, desde su nacimiento, la impronta de su sólida cultura intelectual y probada vocación continentalista. En este preciso momento, cuando la integración cultural latinoamericana parece convocar un virtual consenso unánime, justo es reconocer a los pioneros de la causa, a aquellos que. Como los hombres del CELCIT, supieron descubrir un nuevo y fulgurante rumbo a la concertación de nuestros países, acometiendo con tesón y lucidez la integración teatral iberoamericana”, dijo entonces el ministro de Cultura venezolano de la época, José Antonio Abreu.

El CELCIT a través de sus sistemas de formación teatral, el Centro de Estudios Avanzados (Argentina), y la Aula iberoamericana (España), realiza talleres, seminarios, foros, conferencias, sobre metodologías para la actuación, dirección teatral, diseños (escenográficos, vestuarios, iluminación), teoría e historia del teatro iberoamericano.

La Secretaría de Investigación, impulsa fundamentalmente el proyecto editorial que recoge el pensamiento y obra de nuestro teatro. A través de Las colecciones Estudios, Obras, Cuadernos de Investigación Teatral, Cuadernos de Dramaturgia, Testimonios, y Las Ediciones Especiales que abarcan títulos de origen coyuntural.

Desde España, la Secretaría de Promoción y Difusión, trabaja para Dar a conocer la obra escénica de decenas de agrupaciones latinoamericanas de innegable trayectoria teatral mediante giras y presentaciones programadas en varias ciudades españolas. El Festival Internacional de Teatro Contemporáneo de Almagro, constituye el eje central de un circuito teatral que abarca todo el territorio español, destacándose el Festival del Sur (Islas Canarias), León, Festival de Cádiz.

PROPÓSITO DEL CELCIT

La misión fundamental que el CELCIT impulso desde un principio fue romper el aislamiento cultural entre Los países de América Latina con el fin de permitir el libre crecimiento de sus expresiones y prácticas teatrales, sin Las trabas derivadas de la incomunicación, la dependencia, y la no integración regional de Los pueblos latinoamericanos. A su vez, restablecer, a partir de una lengua y un pasado común, unas relaciones teatrales con España, bajo la óptica de países en procura de una mancomunidad sostenida en la labor creadora y solidaria de Los hombres de teatro que habitan en iberoamérica, contribución que el teatro lega al desarrollo social y humano de Los pueblos del mundo.