La Veleta - logo

La fundación del Teatro Laboratorio La Veleta representa para el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral  (CELCIT); la realización de un anhelo fundamental: abrir las puertas, en tierras de Castilla la Mancha y en el marco de la ciudad teatral de Almagro,  al primer escenario de los creadores, especialistas, técnicos, pensadores e investigadores del teatro iberoamericano.

 La Veleta, es lugar de llegada, ámbito de trabajo, puerto en el eterno viaje de los cómicos de hoy, punto de convergencia de visiones, abordajes y estéticas, tradiciones e innovaciones, en fin, hogar para  las diferentes respuestas, siempre efímeras, que los teatristas no dejamos de ensayar frente a las eternas preguntas sobre la vida, la muerte y el destino.

El espacio se levantó con esfuerzo: cimientos y paredes, techumbre y escenario, camerinos, graderías, focos, cortinas, espejos, baúles, armarios, vestuarios, pinceles, libros y objetos de ensayar y ver. Y los grupos, uno a uno, comenzaron a pisar sus tablas y a respirar su aire y a vestir su función de gala. Todos fueron dejando su huella en el ámbito compartido, recorrido, aportándole a La Veleta, personalidad, identidad y desplante.

 Desde su apertura, mas de 60 compañías teatrales y múltiples personalidades del teatro iberoamericano pasaron por sus instalaciones, entre ellas: Teatro de los Andes y Teatro Simurgh de Bolivia,  Malayerba de Ecuador, Micomicon y Teatro Meridional de España, Ruben Pagura de Costa Rica, Galiano 108 y Teatro Buendía de Cuba, Teatro Itinerante de Venezuela, Pia Fraus y Sobrevento de Brasil, Franklin Caicedo, y La Troppa de Chile, L’Explose y La Candelaria de Colombia, El Corral de Comedias de Querétaro, Mexico, Yuyachkani de Perú, El Galpón y El Circular de Uruguay, Mabel Manzotti, Rafael Spregelburd y Periférico de Objetos de Argentina, por sólo citar a algunos.

 Esta pujante actividad, fue segada por las llamas del incendio que se desató el 14 de julio de 2005. El fuego devoró, en horas, aquellos largos minutos/años de trabajos y sueños. Como si la segunda piel de la comunidad teatral a  ambos lados del Atlántico, también ardiese, la noticia conmovió a artistas, espectadores y público. De cada lugar de América y de España, llegaron cartas, aliento y monedas, envueltos en el pañuelo del cariño, el afecto y la esperanza, con el deseo expreso de reconstruir aquel espacio de todos. Y, ante ese clamor, las autoridades regionales y nacionales se sensibilizaron y actuaron con la urgencia del caso, aportando su valiosa colaboración, su preocupación y su apuesta por el porvenir.

 Y vinieron los meses de la reconstrucción. Demoler las ruinas, volver a diseñar sala e instalaciones, espacio de trabajo, camerinos y habitaciones para quienes vienen desde lejanas latitudes a trabajar en este laboratorio teatral. Arquitectos, constructores, obreros y especialistas, fueron dando forma al nuevo espacio. Luego, tocó al CELCIT, concluir con la puesta a punto final. Sillería, iluminación, accesorios, mobiliario, todo fue adquiriendo el perfil adecuado para cada necesidad. La casa del teatro iberoamericano en La Mancha volvía a ser una realidad.

Como testimonio de la solidaridad de los teatristas de Iberoamerica , el 6 de octubre de 2007, volvió a abrir sus puertas el Teatro Laboratorio La Veleta,  renacido como el ave Fénix.

Gracias

por ayudarnos a seguir

haciendo de los sueños

el arte de la realidad.

La Veleta

Desde 2011, LA VELETA es un espacio más del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, como sede de ALMAGROFF y realiza actividades todo el año funcionando como laboratorio y lugar de presentaciones de cine, música y teatro.