Cuatro prestigiosos profesores de la Universidad de Castilla-La Mancha han centrado el debate sobre las implicaciones institucionales, históricas y jurídicas del proceso de constitución de la Autonomía

En la noche del lunes se celebró el primero de los actos programados por el Ateneo de Almagro para conmemorar el 40 aniversario de la constitución de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, efeméride relacionada con Almagro dado que la reunión definitiva que sirvió como acta oficial del nacimiento de la región castellanomanchega tuvo lugar el día 11 de diciembre de 1978 en la iglesia de San Agustín de nuestra ciudad. Así pues tuvo lugar una mesa redonda en el Palacio de los Condes de Valdeparaíso sobre las implicaciones institucionales, históricas y jurídicas de la nueva realidad territorial asumida en el 78, contando con la participación de los profesores Luis Maeso Seco, Luis Arroyo Jiménez, Jesús García Minguillán y José Antonio Castellanos, todos ellos de la Universidad de Castilla la Mancha.

José Antonio Prieto, presidente del Ateneo de Almagro, dio la bienvenida a los profesores y al numeroso público asistente, dando la palabra a Pedro Torres, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Almagro, quien analizó en una breve intervención las consecuencias de la descentralización del poder y la llegada de la Constitución, recalcando que “lo más importante de aquel momento no era la letra, sino el espíritu y la voluntad de vivir juntos para un futuro mejor”.

Francisco del Río, coordinador de la sección de Historia y Patrimonio del Ateneo, moderó la mesa redonda ofreciendo una intervención concreta a cada profesor antes de pasar a un turno de preguntas de los asistentes. Jesús García Minguillán, profesor de Derecho Constitucional, centró su exposición en la visión de la Autonomía como “un instrumento para llevar los derechos fundamentales a todos los territorios”, y no dudó en expresar por qué y en qué aspectos, tanto el sistema autonómico como la Constitución “deben reformarse”, recordando que “la Constitución es una ley que tiene que ser viva, no es una pieza de museo”.

Luis Maeso Seco, profesor de Derecho Administrativo, expresó cinco ideas para hacer entender cómo la Constitución influye en la organización política y administrativa de las comunidades autónomas. Quiso dejar claro que la Constitución no establece cómo deben ser, admitiendo que esta realidad “nos hizo encontrarnos con un principio de auto organización”. Así pues, el profesor Maeso aseguró que en la práctica “las comunidades han copiado el modelo estatal, aunque existen peculiaridades en la estructura regional de cada territorio”. Por último, habló de las leves y menores reformas estatutarias llevadas a cabo en estas cuatro décadas en el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha en comparación con las efectuadas en otras comunidades.

A continuación tomó la palabra el también profesor de Derecho Administrativo Luis Arroyo Jiménez para analizar las relaciones entre la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y la Unión Europea. En su caso se basó en tres ejemplos para explicar cómo la UE ha ampliado las posibilidades vitales de los ciudadanos de nuestra región. En primer lugar, en cuanto a políticas de transferencia se refiere, materializándose en inversiones concretas en el territorio que sin embargo están cambiando buscando la vía de llegada a través de proyectos de I+D+I, reflexionando sobre la “necesidad de transformar nuestras estructuras para adaptarnos a esta nueva realidad”. En segundo lugar, con el ejemplo del programa Erasmus, que según dijo “ha ampliado los horizontes vitales de miles de estudiantes y de sus familias, convirtiéndose en un motor de construcción de ciudadanos europeos”, aseguró Arroyo. Por último, habló del Derecho de la Unión Europea, uno de los principales puntos de defensa de los derechos y valores fundamentales y “un muro de defensa adicional que cumple la función de último recurso”.

Cerró las intervenciones el profesor de Historia Contemporánea José Antonio Castellanos, quien consiguió contextualizar perfectamente el nacimiento de Castilla-La Mancha como región haciendo entender cómo y por qué surge la necesidad política y social de buscar la descentralización, “vinculada a la perspectiva democrática en la mente de todo el mundo tras la muerte de Franco”. Castellanos dio mucha importancia al resultado electoral del verano del 77 para que en España se buscara solucionar la cuestión territorial sin tener aún la Constitución, y enumeró cómo fue el proceso de reuniones itinerantes mantenidas por los parlamentarios de las diferentes provincias que acabarían formando Castilla-La Mancha a lo largo del año 78 antes de terminar en el acto de constitución del 11 de diciembre en Almagro.

En la tarde de este martes día 11 (fecha del aniversario) se celebrará el acto conmemorativo del 40 Aniversario, contando para la ocasión con la presencia de los parlamentarios autonómicos de la primera legislatura, Francisco Cañizares de Lera (AP), Pedro Menchero (UCD) y Javier Martín del Burgo (PSOE), así como con algunos concejales de la Corporación Municipal de 1978. Del mismo modo estará presente el actual alcalde de Almagro, Daniel Reina, que presidirá el acto institucional en el salón de plenos del Ayuntamiento de Almagro a las 18 horas, pasando después al descubrimiento de una placa en el interior de la iglesia de San Agustín. A estos actos asistirán también los concejales de los distintos grupos políticos de la actual legislatura, y se espera contar con autoridades autonómicas y provinciales en representación de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y de la Diputación de Ciudad Real, todos ellos acompañados por el coordinador de la sección de Historia y Patrimonio de Ateneo, Francisco del Río, el presidente del Ateneo de Almagro, José Antonio Prieto, y una nutrida asistencia de ateneístas y vecinos de Almagro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *