El profesor ofreció una interesante conferencia sobre el dramaturgo Álvaro Cubillo de Aragón, y explicó su relación con Almagro

El Ateneo de Almagro ofreció el pasado viernes una nueva propuesta dentro de la iniciativa “Memorias del porvenir”, que celebra su primera edición este año dentro del marco del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro. En esta ocasión, el encuentro fue con Fernando Gómez​​ Cabia, profesor de de Lengua y Literatura de Educación Secundaria en Palencia y profesor tutor en la UNED, que ofreció una interesante conferencia sobre el dramaturgo Álvaro Cubillo de Aragón, contemporáneo de​ Calderon y Rojas.

El primero en intervenir fue José Antonio Prieto, presidente del Ateneo de Almagro, que quiso dar la bienvenida al invitado y dejó las puertas del Ateneo abiertas para colaborar en otra ocasión. “Es una satisfacción enorme tenerte aquí, y nos encantaría mantener alguna otra iniciativa sobre las investigaciones que estás llevando a cabo”, declaró.

A continuación, Elena Arenas, coordinadora de la sección de Literatura, se encargó de presentar al invitado, de quien hizo un recorrido por su amplia carrera profesional y aseguró que, durante la ponencia, nos abriría las puertas del pasado y de quien aseguró ser «un ilustre paisano, pues aunque no es almagreño de nacimiento, si lo es de vocación”.

A continuación, Gómez Cabia, comenzó explicando quién es Álvaro Cubillo de Aragón, afirmando que se trata de “un injusto postergado autor, que entre otros maravillosos autores, no han sido estudiados”. Según el profesor, se suele decir de este autor que arma personajes, sobre todo, personajes femeninos y tiene una visión de la comedia adelantada a su tiempo.

En este punto, nombró una serie de prejuicios extraliterarios, que se han achacado a Cubillo sobre su vida, que se han repetido desde el S.XIX hasta la actualidad. Entre ellos se le achacó el “granadinismo” o ser un “ladrón de versos”. De todo esto, se defendió en las obras que fue haciendo a lo largo de su vida. Por ejemplo, en su obra “Retrato de un poema cómico, se defiende de la acusación de ladrón de versos, riéndose de ese insulto.

Durante la charla, el profesor explicó el por qué de estos latiguillos o insultos, tratándose de un prejuicio racial por ser morisco. Por esto, Álvaro Cubillo, “adoptó el papel de bufón que se ríe de sus desgracias, poniéndose a sí mismo a parir antes de que lo hiciesen los demás. Riéndose de todos los que se reían de él”, explicó Gómez Cabia.

Tras esto, se explicó que realmente Cubillo no era de Granada y por eso, nunca respondió a esto en sus obras. “Nunca dijo nada porque le podían señalar por ser de Almagro y esto, sería un señalamiento más cruel, ya que decir que era de un sitio donde se hacía encaje de bolillos, donde la gente trabajaba con las manos, incitaba al racismo más aún”, aseguró.

Llegando al final de la ponencia, el profesor aclara cómo se demostró que el origen de Álvaro Cubillo era Almagro. Dejando evidencia con varios estudios dónde aparecen algunos nombres relacionados con el árbol genealógico del autor, donde se demuestra que este era de Almagro, aunque siempre lo ocultó. El documento estrella, la partida de nacimiento de Álvaro Cubillo, se encontró en 2020.

Para finalizar su ponencia, el profesor quiso hacer un llamamiento “¿Por qué no nos atrevemos a recuperar la figura de Álvaro Cubillo y a leer su obra? Saquemos a escena a este maravilloso autor, vamos a reivindicarlo como parte del patrimonio almagreño”, declaró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *