El sábado 29 de junio tuvo lugar la celebración de la Asamblea General Ordinaria del Ateneo, primera en la nueva sede sita en el Palacio de los Medrano. El presidente, José Antonio Prieto, agradeció el trabajo realizado a los socios en general, a los miembros de la Junta en particular y a todos aquellos que de una forma u otra han hecho posible durante el último año transcurrido desde la anterior asamblea, que la institución haya realizado una labor de continuidad en todas aquellas actividades que venía realizando hasta el momento y a dar un salto cualitativo en número y calidad de toda esa actividad cultural que caracteriza al Ateneo y que le ha hecho consolidarse como asociación civil de referencia en Almagro, con gran repercusión provincial en muchas de las actividades que lleva a cabo en sus distintas secciones de Literatura, Ciencia y Tecnología, Cine, Patrimonio e Historia, Teatro, Música, Artes Plásticas y Oficios, Política y Sociología, y Cultura del Vino.

Punto de inflexión en los últimos 12 meses transcurridos desde la celebración de la última asamblea, ha sido, sin duda, el cambio de sede a su nueva ubicación en el Palacio de don Jerónimo de Ávila o de los Medrano, como popularmente se le conoce. El nuevo espacio destinado a sede permite acercar las actividades a la ciudadanía y al mismo tiempo disfrutar de un local cargado de historia y que conserva la belleza de su antiguo esplendor.

Una vez finalizada la asamblea, dio comienzo el acto de entrega del premio al ganador de II Certamen de Relato Breve organizado desde la sección de Literatura, con el que se pretende fomentar y motivar a socios y simpatizantes en una actividad que reconoce las cualidades creativas y literarias de los participantes.

En esta esa segunda edición, la ganadora del premio fue Elena Arenas Cruz, con el relato titulado Miedo y pseudónimo ‘La Macorina’. El texto recoge los sentimientos de temor, miedo y vulnerabilidad de todas aquellas mujeres que de una forma u otra ven amenazadas su integridad física, psicológica y afectiva en una sociedad en la que aún falta mucha sensibilidad y comprensión para detectar y erradicar cualquier forma de violencia que se ejerce sobre ellas. El jurado destacó la calidad del resto de participantes en el certamen señalando en cada uno de ellos matices y aspectos que subrayaban igualmente el buen hacer de los mismos.

Desde la sección de Literatura se invitó a seguir participando en este certamen que, sin duda, reconoce esa habilidad y destrezas que muchos poseen para contar en pocas líneas grandes historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *