El director de la Orquesta Filarmónica de La Mancha (OFMAN) y profesor de Composición en el Conservatorio “Marcos Redondo” de Ciudad Real, Francisco Antonio Moya Rubio, ofreció el último lunes de enero una conferencia histórico-musical en el Ateneo de Almagro titulada “La dirección musical a lo largo de la Historia”, que generó mucho interés entre los socios y simpatizantes hasta el punto de prácticamente completar el aforo de la sede.

Demostrando cercanía y dotes comunicativas, Moya Rubio inició la conferencia manifestando la necesidad ya patente en la antigüedad, de la existencia de la figura de un director para guiar a un grupo de personas, poniendo como ejemplo explícito algunas pinturas rupestres en las que ya encontramos un director que guía algunas danzas o bailes; y reflexionó sobre la actual figura del director, recordando que “su función va mucho más allá del hecho de dirigir a un grupo de personas, ya que existen cuestiones musicales, escénicas (óperas, zarzuelas, musicales…) y de gestión, como la configuración de plantillas”, contaba con absoluto conocimiento de causa el director de la OFMAN.

Después de la introducción y hablar de los primeros vestigios en las pinturas rupestres, continuó apoyándose en diferentes diapositivas explicando la figura de director en la Antigua Grecia, así como la ubicación de los músicos en la zona de la ‘orchestra’ en la configuración del Teatro Clásico. Durante la Edad Media, cuando toda la cultura, y sobre todo la música, se preservaban en los conventos, monasterios y catedrales, disertó sobre la notación adiestemática y la dirección por la posición y altura de la mano del maestro de capilla, ministriles o consorts, haciendo referencia a la mano de Güido D’Arezzo, monje benedictino italiano y figura central de la música en la Edad Media.

Francisco Antonio Moya explicó que con la creación de la ópera en 1600, la figura de director empieza a especializarse y a diferenciarse según el fin de la música, quedando por un lado la dirección objetiva vinculada a una música más sinfónica, y la subjetiva vinculada a la ópera. En el siglo XVIII aparecería la figura del clavecinista como director y guía de los músicos con su bajo continuo, y ya en el Romanticismo toma protagonismo la batuta como instrumento útil del director después de abandonar pergaminos, bastones u otros utensilios. Finalmente la figura del director se separa del músico y del compositor de manera independiente.

La conferencia terminó con una muestra de videos en los que se pudieron apreciar distintas maneras de dirigir una orquesta, hasta el punto de ver al maestro Valery Gergiev dirigir con un palillo mondadientes, cerrando con este simpático guiño esta primera actividad de 2020 en la sección de Música, dirigida por Alfonso Candelas, compañero y amigo del invitado, a quien presentó en el inicio de la velada.

Este viernes
La sección de Ciencia y Tecnología nos invita este viernes 7 de febrero a una nueva conferencia a partir de las 20:30 horas. En esta ocasión la Digital Projet Manager y Executive Digital Coach, Elena García Caballero, ofrecerá una sugerente conferencia titulada “La incógnita de los nuevos puestos digitales”. La entrada, como siempre, es libre y gratuita hasta completar aforo en la sede del Ateneo de Almagro (C/ San Agustín, 7).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *